Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 20 de enero de 2012

La escritura ausente. El nuevo icono urbano



"La nueva escritura icónica está dando paso a nueva forma de abstracción"(Levy, 1991).

La abstracción propia del lenguaje era la que se basaba en la correspondencia entre las palabras y los conceptos. Las palabras señalaban y constituían clases y  tipos, es decir categorías, o sea, rasgos semánticos combinables.
"Las nuevas imágenes permiten la abstracción mediante la esquematización, reducción, y simplificación de los objetos representados, de este modo los esquemas se convierten en los elementos claves de una nueva racionalización. De hecho, la esquematización  siempre ha existido como pauta de abstracción de los objetos reales.
Lo que ahora sucede es que estos procedimientos de abstracción están siendo codificados y permiten su asimilación y su uso por un sinfín de individuos. De ahí que se estén constituyendo en un nuevo lenguaje, un lenguaje potenciado con el icono, la imagen y el tratamiento tipográfico."
 
Comunicación y educación en la sociedad de la información .José Manuel Pérez Tornero

La escritura ausente: 

Representación icónica: magia e intuición visual.
Construcción icónica. 
Escritura que nos permite recrear mundos posibles e imposibles.

5 comentarios:

Manuel Gallardo dijo...

Sin duda en pleno siglo XXI, la imagen cobra mucha más importancia que nunca. Si lo miramos desde el punto de vista del arte, aparecen nuevos conceptos de la imagen, donde cualquier cosa puede ser un lienzo donde se desarrolla la imagen, como podemos ver en las ilustraciones. Desde el punto de vista histórico, la imagen ha sido siempre una buena fuente histórica. En la actualidad, en la sociedad de la información, es aun más importante, en el la utilidad del papel como fuente histórica se desmorona como un terrón de azucar.

M. Casaseca dijo...

Gracias Manuel tu comentario tiene mucha enjundia

Lucía dijo...

Nunca tuvo mayor actualidad el dicho de que la imagen vale más que mil palabras.
Desde las representaciones de animales en las cuevas prehistóricas, pasando por la iconografía medieval, hasta la actualidad, el poder simbólico y evocador de la imagen es la constatación de que nuestro cerebro va mucho más allá en el reconocimiento de los símbolos que en el de las simples palabras.

JTM dijo...

¡Jo!, entre Manuel y Lucía lo habéis bordado, que comentarios tan intelectuales, después de eso ya no sé que decir.
Simplemente que me han encantado las imágenes, ¡son tan originales!.

Pepita Grillo dijo...

Guauuu!!! Sin palabras... impresionante entrada... absolutamente genial. Un placer a la vista... gracias por este blog.